Mis seguidores

lunes, 27 de octubre de 2014

AUTILLO EUROPEO (Otus scops). 2º parte

5 años han tardado en volver a ocupar y críar en mi caja-nido, unos años por una causa y otros años por otra, habían fracasado en el intento.
El día 15 de Junio es el primer día que me decido a asomarme a la caja para ver si al final la han ocupado o no, los había visto alguna noche rondar los pinos y la caja pero no les había hecho un seguimiento muy bueno este año (por falta de tiempo y pereza) y tenía la sensación de que iba a ser otro año sin éxito, tampoco quería asomarme en fechas más tempranas porque aquí suelen críar un poco tardíos para como indican en otras zonas; me llevo una gran alegría al ver a la hembra echada, no sé cuando sería la puesta del primer huevo ni cuantos tiene, normalmente suelen ser 4 en años propicios; vuelvo a asomarme el día 20 de Junio y de momento la cosa va bien aunque puedo ver que sólo tiene 3 huevos.

El día 5 de Julio es el primer día que pongo el hide para ir observando su comportamiento y recelo ante el montaje de todo, sé cierto que ya se ha terminado la incubación y he observado que ante mi presencia entran sin temor al nido.
Nada más anochecer llega el macho con la primera ceba y enseguida vuela para seguir cazando, de vez en cuando sale la hembra y poco antes de que llegue el macho regresa al nido pero élla sin cebas, de momento el macho es el único que aporta la comida, observo que hay mucho espacio de tiempo entre ceba y ceba para lo que yo ya había visto otros años, no le doy mucha importancia pero no lo veo normal, tras 2-3 horas toca retirada y a dormir, por la mañana toca desmontar todo hasta la próxima sesión al siguiente fin de semana.



El día 12 volvemos al ataque, y digo volvemos porque este año tengo un colaborador y menos mal, porque sin su presencia hubiéramos perdido las fotos testimoniales de la captura de un ratón (día 19), un fallo mío en los ajustes del flash y cámara me impidió hacerlas, la noche trascurre más o menos como la anterior pero ahora la hembra también aporta comida, a pesar de que son los 2 miembros los que cazan, sigue habiendo pocas cebas aunque los pollos sean muy pequeños y sólo 3.




Al siguiente fin de semana estuvimos a punto de cancelar la sesión, amenazaba lluvia y no sólo amenazó sino que cayó un chaparrón de los pocos que han caído este año en la zona, esa tarde llegué antes al sitio y empecé a montar por si al final no llovía, llovió y gracias a que la tecnología no permite llamar ni recibir llamadas con el móvil para avisar de la lluvia, poco después llegó Rober, el héroe de esa noche por haber podido hacer las fotos con el ratón, como paró de llover nos subimos al puesto para iniciar la sesión, pocas cebas como siempre, el motivo de hoy podía ser la lluvia que es incompatible con sus presas y quizás gracias a ésto se consiguió la foto con el ratón.

Al día siguiente, durante el desmontaje, pude ver a uno de los adultos parado en un pino y es la única ocasión que he tenido de poder hacerles fotos de día y mira que los he buscado veces, que mimetismo y como pasan desapercibidos.
La siguiente sesión fue el día 25 y entrabamos pensando que quizás sería la última por las fechas, suelen estar en el nido alrededor de 21 días aunque se tienen datos de haber estado hasta 29, otra noche con más de lo mismo, pocas cebas muy espaciadas, les cuesta mucho cazar, ha sido un año muy malo sin lluvias y poco propicio para todo, de día se ven pocas mariposas, arañas, saltamontes, etc... el campo apenas ha registrado floración, y el río se ha llegado a secar por completo, cosa que yo no he visto en 40 años que llevo visitando esa parte de la comarca. 

Lo más interesante de la jornada es que se paró uno de los adultos delante nuestro y estuvo acicalándose y casi durmiendo durante media hora, las fotos que le pudimos hacer no fueron muy buenas porque fue a pararse en una rama con poco ángulo de visión y poco fotogénico el escenario. Normalmente hacen todas las entradas de forma directa y muy rápida al nido con lo que las posibilidades de conseguir alguna fotografía se reducen a las pocas veces que usan alguna rama para detenerse unos segundos antes de entrar, normalmente usan la misma y apenas da tiempo a poder realizar 2-3 fotos, y cuando usan otra ya no sabes que hacer, mientras lo buscas con la cámara, encuadras y enfocas, lo normal es que ya no esté con lo que has perdido esa fotografía y la que hubieras podido hacer, quizás, si se para en la que tiene más o menos por norma. Se aprecia una diferencia clara en esta pareja entre el macho y la hembra y, más que por el tamaño, es por la coloración, el macho es de tonos más grises y la hembra es más parda y tiene en la base del cuello una franja grisosa bastante apreciable.

Por resultarme raro las pocas cebas que reciben, el día 26 me asomo a la caja-nido para ver el desarrollo de los pollos y los 3 pollos tienen un tamaño igualado entre éllos pero son pequeños para el tiempo que tienen, aún aguantan en el nido una semana más hasta el próximo fin de semana.

La próxima sesión se realiza la noche del 1-2 de Agosto, sigue la misma tónica de las otras noches pero en esta ocasión no creo haber visto al macho, me parece que es la hembra la única que se acerca a cebar al nido, creo que debe haberle pasado algo al macho. Por la mañana le hago un pequeño vídeo a un pollo que está asomado y que a pesar de estar yo a escasos metros y no estar escondido, ni se inmuta, ya soy uno más de la familia.


Lo más triste de la historia sucede cuando al siguiente fin de semana (9 de agosto) vuelvo a asomarme a la caja, hay un pollo muerto con el mismo desarrollo que el que se asomaba, debe estar muerto un par de días, cuando lo retiro descubro otro más menos desarrollado y casi momificado, la escasa comida que recibían no ha sido suficiente para todos y al final del desarrollo sólo el más fuerte ha sido capaz de sobrevivir haciéndose con todas las cebas y abandonar el nido, calculo que debe haber sido el día 5 por lo que da una estancia en el nido de alrededor de 32-33 días.
El sonido que emiten los pollos se repetía todas las noches  incansablemente y era perfectamente audible cuando estabas a una distancia cercana.

video


5 comentarios:

  1. Un gran reportaje de autillos , que además ilustra perfectamente la gran variedad de presas de este pequeño cazador nocturno , a ver si para el año que viene hay suerte otra vez , y de paso puede salir atoda la familia adelante .


    Roberto

    ResponderEliminar
  2. Unos "bichos" muy graciosos, felicidades...has conseguido subir el vídeo,je,je.

    ResponderEliminar
  3. Te felicito Roberto. ¿Que medidas tiene la caja nido?

    ResponderEliminar
  4. Preciosa entrada y las fotos son increíbles, una pasada. Que pena lo de los pollos muertos. Me ha encantado tu blog Rafael, me hago seguidor. Saludos desde Cantabria.
    http://faunacompacta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste. Soy un poco gandul para preparar entradas para el blog pero cuando tenga material en condiciones prepararé otra nueva. Iré mirando tranquilamente también tu blog.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar